QUÉDEME

Una de estas mañanas que pasó, muy tempranito, comencé a escuchar al Espíritu Santo en mí que susurraba bajito, una y otra vez, "Quédeme, Quédeme, Quédeme". Entonces tomé mi cuaderno y esta fue Su inspiración, que se refiere a Vivir la Vida estando en Dios, aunque la vida sea como es la vida:


"Quédeme aquí Contigo,
Quédeme así Contigo, ...
Quédeme, Quédeme, Quédeme,
Quieta e Inamovible.
Quédeme entre Tus Amantes brazos.
Tú has girado hacia mí todas las corolas de Tus flores
y me has envuelto en Tu perfume.
Ya no me toca la adversidad, ni el miedo, ni el hambre.
La angustia ya no surca mi frente
porque Tu piedad y Tu misericordia son eternas.
Quédeme aquí Contigo, Señor, Quédeme así Contigo,
en donde Estoy,
en donde Soy,
AmándoTe."

Mientras copiaba me pude ver a mi misma en el centro de un campo inmenso de girasoles, en donde suelo ver siempre a Raphael. Todas las flores estaban giradas hacia mí.
Con mi amor por Ti,
Jeanlight Osilia.

Copyright © 2014 Mensajes de Luz. Powered by Comvoz