RECONOCIENDO UN ENCUENTRO ANGÉLICO 

Algunas personas realmente escuchan a los Ángeles cuando ellos les hablan, mientras que otras "perciben" lo que los ángeles están diciendo.
Hay que experimentar y conocer lo que funciona mejor para uno mismo, pero definitivamente cada quien debe familiarizarse con la forma de “percibir” a su Ángel y a sus Ángeles. Cada uno de ellos tiene una energía diferente, al igual que los seres humanos.
Para mí, los ángeles nos “hablan” a través del envío de “paquetes de energía”. Los ángeles pueden manifestarse para nosotros a través de luces, colores, sonidos, sentimientos, pensamientos, sueños y aromas. Cada “paquete de energía” es percibido según el desarrollo de los sentidos físicos y luego interpretado por el cerebro. De este modo las personas pueden ser capaces de sentir su tamaño o su color, pueden ser capaces de decir cómo huele, o cómo se oye, dependiendo de si se es kinestésico, auditivo o visual.

Contactar a los ÁngelesPor eso el término que mas uso para explicar la comunicación con los ángeles es “percibir”. Una vez más les digo que ninguna manera de percibir es mejor que la otra, es decisión de cada ángel elegir como comunicarse con nosotros de la manera que nos resulte más fácil de comprender.
SIEMPRE se proyectan hacia nosotros de la manera que nos haga sentir más cómodos, y en algunas ocasiones se presentan como seres humanos. Incluso, si tienen un mensaje para darnos, pueden presentarse a nosotros en la forma de un ser querido, para no asustarnos.
Hemos de ser objetivos y examinar cuidadosamente cualquier encuentro de tipo espiritual para constatar si de verdad de un encuentro angélico o no. A fin de ayudarnos en esto vamos a desarrollar algunos puntos para tenerlos en cuenta:

1) Los Ángeles son emanaciones de Dios. Los encuentros con ángeles NO generan ansiedad ni temores indefinidos, ya que obran de acuerdo a su esencia que es luz, paz, amor y gozo. Más bien es todo lo contrario, si nos encuentran llenos de ansiedad o temor, al entregarnos su mensaje desaparecerá todo vestigio de ello, dejándonos libres del miedo o la ansiedad.
Siempre intentaran comunicarnos la solución para nuestros conflictos y nos dejaran con una gran sensación de confianza en Dios. En todo caso su mensaje podrá aumentar nuestra comprensión y apertura a nuestro mayor bien en toda circunstancia.

Encuentro Angélico2) Los ángeles no nos dejan confundidos nunca. Emanan la certeza en Dios y la confianza en el Plan Divino que también son parte de su naturaleza. Tratan cada tema llevándonos a ver la situación desde un punto de vista más elevado, uno siente que de alguna manera "sabe" aquello y que es funcional para el alma. Cuando un mensaje está lleno de incoherencias, con señales confusas, es muy posible que haya surgido de nuestra propia, pequeña y limitada mente.
En lo particular, y por mi muy estructurada mente, los ángeles suelen hablarme con palabras cuyos significados desconozco, lo cual es un poco confuso, más diccionario en mano, todo se vuelve Luz y Coherencia, quedando más que confirmado el mensaje.

3) Los ángeles jamás nos obligaran a nada. Cuando traen mensajes, son inspirados por Dios, y Dios respeta nuestra libertad de elegir.
Los impulsos que proceden de Dios, directamente o a través de sus ángeles, siempre nos llevaran a acciones de amor, comprensión y unidad.
Dios nos ha creado con libre albedrío y no nos forza en modo alguno, mucho menos a través de mensajes traídos por sus ángeles. Los mensajes de los ángeles siempre nos dejaran con la libertad para elegir.

4) Los Ángeles quieren que estemos atentos y agradecidos de Quien envía los mensajes y no del mensajero. No quieren que nos fijemos en ellos más de lo indispensable, sino que prestemos absoluta atención al mensaje que nos traen y a Quien que lo envía.
Cuando un mensaje no nos inspire a aproximarnos más a Dios, por medio de una espontanea oración, una alabanza de gratitud o de gozo, es conveniente que echemos un vistazo a nuestra mente como posible fuente del mensaje.
Un Mensaje Angélico siempre nos plena de amor y paz, si esto no se experimenta y tenemos dudas acerca del mensaje o de quien nos lo envía, esperemos confiados en que, si procede de Dios, simplemente volverán a repetirlo y repetirlo, hasta que estemos seguros de la procedencia.
Los ángeles no coaccionan nuestras decisiones y no quieren ser el centro de nuestra atención; piden siempre que toda expresión de gratitud o alabanza sea para Dios.

 Continuación...

 

Encendiendo la Luz se disipan las tinieblas.

 

Copyright © 2014 Mensajes de Luz. Powered by Comvoz